Piñera versus Matthei… versión 2008

pinera-matthei

Aunque muchos piensen lo contrario, Sebastián Piñera no tiene ganada la próxima elección presidencial. Ganas y empuje le sobran y, siendo realistas, talento y olfato político también. Es precisamente ese mismo olfato el que le ha dicho al empresario que el escenario que se le avecina no es fácil. Lo sabe. Por lo pronto y como obviedad que nunca está demás reseñar, no puede cantar victoria porque si bien aparece primero y arrancado en las encuestas, está todavía corriendo solo. En la Concertación ni Frei, ni Insulza ni mucho menos Lagos asumen que están interesados en lanzar su postulación y eso hace que el único que esté en campaña sea el líder de RN. Distinta será la cosa cuando el o los candidatos del oficialismo se larguen con todo a competirle. Ya hablaremos en una siguiente columna sobre lo que pasaría con Piñera si, además de la Concertación, el PRI decide impulsar formalmente la eterna aspiración de Adolfo Zaldívar. Desde ya les anticipo que ese hecho volverá muy complejas las cosas para la Alianza y la Concertación.


Pero volvamos a Piñera. Para el ex senador la postura persistente de la UDI de no ceder en sus intentos por llevar un nombre propio en el voto lo tienen inquieto. Y con mucha razón. Cualquier candidatura del gremialismo podría restarle votos y tensionar aún más la casi siempre tensa relación entre los dos partidos de centro derecha.
Aunque no ha sido proclamada formalmente, ya apareció en el espectro de esta contienda una conocida para el empresario. Evelyn Matthei, la misma con quien protagonizó uno de los episodios políticos más potentes de nuestra historia reciente a partir del recordado “kiotazo” de Ricardo Claro en Mega. Pensar que la senadora UDI hace esto por venganza o para cobrarse una cuenta personal sería no entender cómo se mueven los hilos en la política. Puede que, eventualmente, haya algo de eso. Pero sus intereses son otros y de seguro, muy legítimos. Como tantos políticos, es probable que ella también aspire a sentarse en el sillón de La Moneda.
Pero ¿qué posibilidades reales tiene Evelyn Matthei de obtener un triunfo? Ninguno dirán muchos. Pero cuidado. Si bien es difícil hacer un pronóstico, lo que si se puede decir es que, a 13 meses de las elecciones, aquí cualquier cosa podría ocurrir.
Hace 13 meses en Estados Unidos la mayoría daba por ganadora de las elecciones presidenciales a Hillary Clinton. Hoy ni siquiera es candidata.
13 meses antes de los comicios presidenciales de 1991 George Bush padre corría como el único favorito para obtener la reelección hasta que perdió a manos de Bill Clinton.
48 horas antes de las elecciones españolas del 2004, el Partido Popular daba por descontado el triunfo y bueno, atentados de Al Qaeda de por medio, las cosas dieron un vuelco inesperado y el triunfo recayó en el PSOE.
Nadie hubiese pensado en Perú que después de la debacle económica que dejó durante su anterior mandato, Alan García se atreviera a postular de nuevo. Lo hizo y en sólo 6 meses superó a todos sus contrincantes con una altísima votación.
Sin ir más lejos, en Chile, en menos de un año y medio, Michelle Bachelet –que nunca había ganado una elección- se convirtió en candidata y luego presidenta. El mismo Sebastián repuntó en pocos meses y estuvo a punto de ganarle a la actual mandataria.
Las lógicas de nuestra política nos indican que seguramente la candidatura UDI a la Presidencia sea simplemente una moneda de cambio para negociar en un eventual gabinete de Piñera puestos clave. O bien, para asegurarse en las parlamentarias cupos en distritos y circunscripciones relevantes. Lo hizo en los 90 el propio Piñera cuando Lavín buscó por primera vez un triunfo.
Sin embargo, como la política chilena es bipolar e impredecible, que nadie se extrañe si en marzo próximo tenemos a Bachelet entregando la banda a la Alianza, claro que no a Piñera sino a otra mujer.

Anuncios

3 Respuestas a “Piñera versus Matthei… versión 2008

  1. ..::PaNcHa_RaMi::..

    Hola, primero que nada. Hace mil años que no sabía nada de tí, y ahora, revisando facebook, me encontré con tu blog. Lo encuentro ideal, así tenemos más instancias para debatir.
    Es interesante esta nueva posición política. Como dijiste, puede ser algo de venganza, como también llevar a cabo intereses muy nobles (aunque lo dudo, porque siempre está presente el oportunismo político). Sebastián Piñera no tiene la batalla, puesto que la política es aún más impredecible que la economía. Se muestra como el mejor candidato y que le hace frente a cada candidato de la Concertación por sí solo, pero el problema va a ser cuando se defina un candidato único. Ahí va a venir el problema. Y creo que el que más puede hacerle frente es Eduardo Frei. Porque, pongámonos una mano en el corazón: Insulza no tiene “pasta” para esto, puesto que no se encuentra involucrado ni en lo más mínimo en la realidad social, por lo que sería ilógico elegirlo; por otro lado, Lagos no podría serlo porque sería una pérdida segura para la Concertación -en el sentido que trae consigo una mochila llena de condoros que desconoció-. Si analizamos el caso de Frei, es como decir la opción menos mala: no tuvo una mala administración durante su gobierno, abrió nuestro país a la economía mundial, hizo reformas importantes a la educación, entre otros. Sin embargo, esto no quiere decir que sean las mejores opciones, sino que es la menos mala.
    Por otro lado, Zaldívar no tiene muchas opciones. Puede ir como candidato a la presidencia -lo cual sería la estupidez más estúpida que podría hacer, puesto que ya tiene el segundo cargo más importante-, pero es muy difícil que gane puesto que, como vimos en las elecciones municipales, el PRI llegó apenas al 7%, una votación no relevante para las presidenciales. No tiene muchas esperanzas.
    Respecto a Evelyn Matthei, no podría juzgar si es una buena candidata, puesto a que no se ha considerado como oficial y no ha presentado ningún programa como sí lo ha estado haciendo Piñera durante todo este tiempo. Pero sí haría un gran contrapeso, poniendo en jaque a la Alianza. ¿Para qué hacer eso? Es parte del juego político.
    Me gustaría recordar una cosa que escuché de una entrevista en la ANEP: señalaban que aquel candidato que apele al trabajo y la justicia social, será entonces el ganador. Así puede conquistar a las personas, puesto que hemos visto -de forma evidente- que hay un enorme descontento con ambas coaliciones ya que éstas no se han involucrado en la realidad social, haciendo “política” desde sus escritorios. Eso es lo que debe cambiar. Y aquel que de el primer paso va a ser al que la gente va a seguir -es decir, ad portas de un posible caudillismo-.
    Finalmente, quería dejarte la invitación de leerme también -acuerdate que también escribo de política-… Ya no estoy escribiendo en CuartoPoder, sino que en Blogópolis (www.blogopolis.cl), así que espero verte por esos lugares.
    Muchos saludos

    Francisca Ramírez von Unger

  2. ●₪[Diego]₪●

    ufff intereante problemática…
    es simple, pero a la vez super conflejo lo que está ocurriendo, pues cada día que pasa la “olla a presión” en la que está la concertación está a punto de explotar, fácilmente alguien diría que eso es favorable para la alianza, pero en ésta coalición las distenciones internas son igualmente catastróficas, como bien leí en el comentario anterior, la política es más impredecible que la economía incluso.

    Evelyn Matthei, Senadora UDI por Serena, es una figura política similar a la Presidenta; tiene carisma, don de mando, hija de un gral(r) de la FACH (el único que reconoció la derrota aquél 5 de octubre, cuando ya se hablaba de un auto-golpe), en fin la tortilla puede darse vuelta en cualquier minuto, sólo resta esperar y ver como, nuevamente el pueblo chileno se ve sometido a validar las intenciones políticas d eunos pocos, pq al fin y al cabo es eso, unos pocos determinan a quien debemos validar… así es nuestra folcklórica democracia, en donde quien saca menos votos puede igualmente verse como “ganador” (sistema binominal).

    creo que chile necesita un cambio radical en donde no todo se base en los avances post-dictadura, ni en lo genial que es que todos los conglomerados políticos se “cuadren” con el ejecutivo para combatir una crisis.

    Saludos JuanMa

    Diego Delso Ramos

    Pd: te invito a leer una revista de algunos estudiantes de periodismo de la PUCV http://www.elfracaso.cl

  3. hola, juanma. que bueno que la tecnologia permita volver a los antiguos pimponeos…
    leyendo tu post no pude dejar de recordar, y es un ejercicio interesante de hacer, cómo estaban dispuestas las cosas en el escenario la semana siguiente de la municipal del 2004. Quién estaba primero en las encuestas, quiénes iban segundos, terceros y cuartos, quien punteaba en la Alianza y quien en concertación…y sacar la cuenta cuántas semanas después había cambiado todo, todo, y sin ningun acontecimiento traumático de por medio….
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s