La única gran sorpresa en Rancagua

rancagua

El domingo de ramos tuvo este 2009 una jornada sorpresiva. No fue precisamente por el resultado de las primarias de la concertación,  sino porque, como ocurrió en un histórico 5 de abril, se vivió otro abrazo. No fue en Maipú sino en Rancagua y no fue entre los Senadores Eduardo Frei y José Antonio Gómez, sino entre Emiliano Ruiz y José Tomás Meza.

Haciendo historia, Ruiz y Meza ganaron el 61° Campeonato Nacional de Rodeo en los lomos de Distinguido y Espinudo con 39 puntos buenos. Triunfo merecido para dos talentos que durante años se prepararon para este glorioso momento.
Por el contrario, el Senador Gómez no consiguió meter nunca en el apiñadero a su rival y, por lo mismo, nada nuevo se escribió en esa historia que también se corrió en la sexta región.
Mientras se peleaban voto a voto el conteo del plebiscito en Rancagua, en la medialuna era otro el tipo de incertidumbre que se vivía.  Al principio, Ruiz y Meza no figuraban entre los favoritos para quedarse con el máximo título del rodeo chileno.
Los jinetes entraban al tramo final del Champion con 29 unidades, dos menos que la dupla compuesta por Mauricio Villarroel  y José Luis Ortega, de la Asociación de Los Andes. Sin embargo, Villarroel y Ortega no hicieron una buena faena y abrieron una ventana para que los de Santa Anita arremetieran.
Los futuros monarcas entraron con todo al apiñadero, pero no empezaron bien, pues consiguieron un punto malo.
La presión estaba en el aire. Era claro que Ruiz y Meza tenían que hacer una carrera casi perfecta para tener esperanzas. Y lo hicieron: lograron nueve puntos.
Con los 39 adentro sólo tenían que esperar que los pasados monarcas, Jesús Rodríguez y Christian Pooley, no sumaran. Y así fue. No quedaba más que celebrar.
Mientras tanto, el Senador Gómez seguía recorriendo locales de votación y, cansado literalmente como caballo, llegó a su comando regional a esperar el resultado final. No hubo sorpresas. El cómputo oficial establece que el candidato DC-PS-PPD, Eduardo Frei, obtuvo 64,06% de los votos frente a 35,94% que logró el representante del Partido Radical. Con ello, el ex Mandatario se convirtió en el único candidato de la Concertación.
Frei celebra pero sabe que le queda otra carrera en competencia, sin duda la más difícil. Veremos si su caballo es más rápido y ágil que el de Sebastián Piñera.
Como sea, de lo que sí hemos aprendido por ahora es que la única sorpresa en Rancagua la dieron Ruiz y Meza, que con su triunfo logran cambiar varias cosas. Entre ellas y-vaya paradoja- que una nueva generación se impuso en Rancagua. ¿No deberíamos esperar algo equivalente  de nuestros dirigentes políticos que en las mismas tierras buscaron un triunfo? Ojalá nuestro deporte criollo y estos jóvenes triunfadores algo les hayan enseñado. Es bueno sentir aires renovadores. Sirven en política y por supuesto que también en el deporte. Emiliano y José Tomás se llevan los aplausos. Con Gómez y Frei, a decir verdad,  no se consigue ni un solo punto bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s