La Cumparsita

Los vecinos no se eligen. Se tienen y punto. Con los tres Chile vive momentos complejos. Todos tratan de redibujar el mapa fronterizo. En medio de ese escenario perdimos a uno de nuestros embajadores. Palabras demás gatillaron su renuncia. La historia de un error que nos demuestra lo cuidadoso que se debe ser cuando de relaciones internacionales se trata.

Carlos Larraín propuso a Cecilia Bolocco como nueva embajadora de Chile en Argentina. El Presidente de Renovación Nacional, cuya ironía a veces divierte pero otra tantas irrita, intentó tomarse con humor un tema que, por lo delicado, no tiene por dónde sacar risa. El propio hecho de que el Gobierno tenga que cambiar a su embajador a pocas semanas de haber asumido y que el líder del partido del Presidente haga bromas al respecto es algo que en Argentina de seguro no cae nada bien.

Partamos por el error de cálculo que cometió Miguel Otero. Sorprende viniendo de un talentoso abogado que bien debiese saber cuándo un argumento puede ser usado en su contra. Un ex parlamentario que por muchos es visto como un político avezado, tropezó con su lengua al verbalizar pensamientos que, ya sea compartamos o no, debió guardarse para sí en lugar de expresarlos en calidad de representante chileno en el extranjero.

Hablar a favor de la dictadura chilena cuando ese mismo régimen le dio vuelta la espalda a los argentinos al apoyar logísticamente al Reino Unido en la guerra de Las Malvinas parece un despropósito. Más todavía es hacerlo en Buenos Aires, donde sigue muy vivo el doloroso recuerdo del asesinato en Palermo del retirado General Carlos Prats. Peor incluso. Aunque pensó que lo hacía a título personal, el ahora ex Embajador justificó en nombre de Chile el golpe militar justo en el país latinoamericano donde los derechos humanos se mantienen en permanente vigencia. La Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, que sagradamente marchan todas las semanas clamando justicia y verdad, se manifestaron indignadas. Para colmo, efectúa sus declaraciones en el diario Clarín, cuya directora está siendo acusada precisamente de haber adoptado hijos de detenidos desaparecidos durante la dictadura trasandina.

Otero le da en la línea de flotación que Piñera más ha tratado de cuidar. Que alguien de sus propias filas “pinochetizara” su administración es algo que no le cayó en gracia. Para nada. Menos que lo hiciera en Argentina, con cuyo Gobierno intenta mantener lazos cordiales. Tan evidente es esto que optó por no vender Chilevisión al grupo Clarín (vaya paradoja, el mismo que entrevistó a Otero) porque ese conglomerado es el principal opositor de la Presidenta Cristina Fernández. Tanto le importa cuidar los vínculos que rechazó esa oferta que, dicho sea de paso, es la mejor que ha recibido hasta ahora: US$160 millones.

Una lección que siempre vale aprender más temprano que tarde es que las relaciones internacionales hay que cuidarlas. Chile ya tiene que caminar sobre huevos cuando de Bolivia y Perú se trata. Uno porque le exige salida soberna al mar y el otro porque también quiere un pedazo de nuestro pacífico. Estar en permanente disputa con dos de tus vecinos que intentan por todos los medios redibujar el mapa te obliga a la cautela. Irritar, o al menos incomodar al tercero no parece muy astuto. Menos cuando con ellos aún nos queda por zanjar el límite de Campos de Hielo patagónico sur.

Tanto ellos como nosotros sabemos que se necesitan dos para bailar el tango. Tratemos que el baile sea armonioso. No es necesario andarse tropezando por palabras demás. Mucho mejor una buena comparsa.

Columna escrita para el diario Pubimetro, edición del 11 de junio de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s