MARADONA: DEJADO DE LA MANO DE DIOS

“Mi ciclo se terminó”. Con esta frase Diego Armando Maradona abrió la misma puerta que a lo mejor tendrá que cerrar por fuera. El Pelusa ya le comentó a sus colaboradores que está dispuesto a irse. Pero es Maradona y por lo mismo no nos sorprendería que cambiara de opinión.

Vamos por parte. En Argentina una encuesta del diario Olé muestra que el 60 por ciento de los hinchas considera inexcusable la derrota ante Alemania. Un 4-0 es demasiado humillante como para permitirle al Pibe que siga. Pero el 40 restante lo perdona (como tantas otras veces) y está dispuesto a darle una nueva oportunidad.

En el plantel los jugadores también quieren que se quede. Ahora bien, probablemente esa opinión puede deberse a que varios de los seleccionados asumen que si El Diego se va, algunos de ellos también.

El presidente de Asociación de Fútbol de Argentina, Julio Grondona, es otro de los que le pidió que se mantenga en el puesto y es claro que de todas, esta es la única opinión que importa. Con tres décadas manejando los hilos del fútbol argentino, el poderío que acumula este dirigente  se compara sólo con el de un jefe de estado.

Grondona es de aquellos líderes para quien es un orgullo y no un defecto no haber despedido nunca a un director técnico de la albiceleste. Claro está, olvida decir que por sus acciones ha hecho renunciar a varios.

Tal es el control que tiene este personaje que la mayoría de los presidentes de los clubes, integrantes del Comité Ejecutivo de Asociación de Fútbol Argentina AFA, no tuvieron arte ni parte en la elección de Maradona. Según la prensa argentina –que en su mayoría adora a El Diez-, Grondona puso a Maradona a dirigir a la selección para sacarse de encima las críticas tras la renuncia de Alfio Basile, quien dejó el puesto el 2008 porque sintió que no estaba dando el ancho en las eliminatorias.

Los históricos del mundial de 1986, donde Argentina fue campeón, presionaban insistentemente diciendo que ahora era su turno para dirigir al combinado. “¿Eso quieren? Aquí lo tienen” fue lo que pareció decir el Presidente de la AFA cuando contrató al barrilete cósmico. Pero no se la hizo fácil. El Diego pidió Oscar Alfredo Ruggeri como parte del equipo técnico y en cambio le impuso a Carlos Salvador Bilardo.

La estrategia parecía obvia. Si a Maradona le iba bien, el mérito sería compartido. Si quedaba eliminado, los cuestionamientos serían mucho más hacia el técnico que a la dirigencia. Le enrostrarían a Maradona que no haya terminado formalmente el curso de técnico y que dirigía con un permiso especial otorgado por la FIFA. Le recordarían que no sabe sobre análisis táctico; que confió más en la genialidad individual de sus dirigidos que en definir un esquema de juego, y por último que su nulo manejo mediático es el verdadero responsable de las divisiones al interior del fútbol.

Ocurrió lo segundo. Argentina quedó en el camino más temprano de lo que los pronósticos indicaban y ahora arde troya en el país. Grondona sabe que está nuevamente solo, porque la mayoría de los presidentes todavía guardan el recelo de haber sido apartados de la consulta cuando Basile se fue. Pero su apuesta es esperar a que sea Maradona el que se lleve el grueso de las críticas y que él mismo decida si se queda o se va. Por ahora no sabemos si Diego seguirá siendo el DT cuando llegue el momento de la Copa América que organizará la Argentina el próximo año o si dará un paso al costado.

Durante todo el mundial el Pibe No soltó el rosario. Pero esta vez sus rezos no fueron escuchados y Dios no le dio una mano. El problema es que Grondona tampoco. Lo ha dejado a su propia suerte. Lo único que podría mantenerlo en el cargo es que, a pesar de todo su historial de fracasos, excentricidades y equivocaciones, nadie olvida que Maradona les entregó el último título mundial en México 1986. Eso siempre ha estado por sobre cualquier otra estimación. Veremos si esta vez eso lo salva.

Columna escrita para el sitio Más de 90 Minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s