LA BATALLA DE LOS PERDEDORES

El partido por el tercer lugar en Sudáfrica 2010 tuvo a dos campeones mundiales luchando por el consuelo. Pero mientras uno peleó mejor, el otro se llevó el triunfo. En empeño al menos, el partido fue más de Uruguay que de Alemania. No hay duda de eso. El 3-2 favorable a los alemanes les dio el tercer escalón del podio, pero no la victoria que querían. En cambio los latinoamericanos perdieron pero aún así se tomaron revancha con la historia reivindicando la suya. Lograron llegar hasta aquí.

Los estados de ánimo también están presentes en la cancha. En este encuentro eso se notó. Ambos equipos tenían invertido sentimientos contrapuestos. Para Uruguay era un lujo haber llegado hasta esta instancia; para los Alemanes, un funeral. En motivación Uruguay ganaba por goleada. Alemania no. Para ellos era muy pobre el premio de consuelo porque si comparamos la historia entre ambos, ella favorecía ampliamente a los teutones.

El Maestro Tabárez paró a su equipo como lo hizo en los seis partidos anteriores. Fue una escuadra ofensiva, con Diego Forlán sumando a Luis Suárez y Edinson Cavani arriba. Por diferentes razones médicas, Alemania dejó en el banco a Miroslav Klose, tirando por la borda la posibilidad de convertirlo en el máximo goleador de la historia de los Mundiales. No sólo eso: también se guardó a su capitán, Philipp Lham y al crédito Lukas Podolski.

La lluvia en Port Elizabeth era en realidad el llanto alemán. Su selección estaba triste por no haber llegado a disputar el título. Pero la cancha mojada fue más problema para los uruguayos que para ellos. Venían cansados de jugar un agotador alargue en cuartos de final ante Ghana y otro duro encuentro en semifinales con Holanda.

Alemania jugó vistiendo de luto. Era considerado el mejor equipo del torneo hasta que España le dio el tiro de gracia. A lo mucho podían aspirar a obtener el mismo resultado que consiguieron en su propia casa hace 4 años. Uruguay en cambio comenzó jugando el partido de este sábado orgullosos de haber conseguido tanto. Llegaron a Sudáfrica sin demasiados sueños. Disputar la medalla de bronce significaba su segunda mejor clasificación después de sus históricos triunfos de 1930 y 1950. Es cierto que La Celeste perdió en semifinales ante Holanda y que nunca tuvo al frente a un rival de real peso hasta ahora, pero eso no quita que haya dejado al fútbol sudamericano en lo más alto. Lo que no pudieron Argentina y Brasil si lo consiguieron ellos.

Pocas veces había ocurrido que dos campeones del mundo tuvieran que pelear por el tercer puesto. Pasó en Argentina 78 cuando Brasil le ganó a Italia; en el mundial de Italia 90, cuando los organizadores se impusieron a los ingleses, y en México 1970 con los mismos rivales de este sábado. Ahí Alemania le ganó a Uruguay 1-0. Lo de este 2010 fue revivir ese encuentro en el Estadio Azteca. Cuarenta años después esto pintaba para revancha. No fue así porque la jerarquía de los europeos terminó inclinando la balanza una vez más.

Uruguay sólo ha ganado uno de los nueve enfrentamientos que ha sostenido con Alemania. Los ocho restantes se resolvieron con dos empates y seis triunfos del equipo alemán. La historia no estaba del lado de Uruguay. Se clasificaron con muchos problemas. Sin embargo, tampoco lo favorecía al comenzar el torneo y este equipo consiguió meterse entre los cuatro mejores cuarenta años después. Un equipo que mostró una vez más su garra y orden defensivo, le puso también corazón y empeño.

Para Alemania lograr el tercer puesto no es algo que deba festejarse. Pero mientras ese equipo tenía un objetivo más alto que terminar jugando por el tercer puesto, los uruguayos no aspiraban a tanto. Son cuartos. Perdieron pero ganaron. Querían más. Eso está claro. Pero las ilusiones en el fútbol se desvanecen demasiado rápido y los partidos más increíbles tienen resultados que no reflejan lo que se mostró en la cancha. Este sábado fuimos testigos de eso.

Columna escrita para Más de 90 Minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s