La espada y la pared

Al formular su propuesta de un indulto ge­neral con ocasión del Bicentenario, la Iglesia Católica puso al Presiden­te Sebastián Piñera en uno de los dilemas más complejos que ha debido enfrentar después del terremoto. Contrario a iniciativas de esta naturaleza según lo ha dicho desde que se dedica a la política, no puede sin embargo rechazarla a priori porque la iniciativa la sugiere la institución que representa al Dios que el Mandatario constantemente cita en sus dis­cur­sos. Sería darle un porta­zo en la cara y comprarse un conflicto innecesario.

El tema es complejo también para Piñera porque sien­do candidato el 2009 cuestionó majaderamente la facultad presidencial de indultar y citó varias veces co­mo ejemplo el caso del nar­cotraficante Ángel Vargas, beneficiado por su contrincante Eduardo Frei cuanto éste era gobernante. Aunque ahora no sería él sino el Congreso Nacional el que apruebe eventualmente un indulto, el proyecto saldría de su oficina. O sea, casi lo mismo. Adicionalmente para el Mandatario, la materia en discusión es compleja porque indultar a reos es una señal que va en la dirección contraria a su intención de demostrar que él mejor que otros puede hacerle pelea a la delincuencia. Un indulto no es precisamente ponerle candado a la puerta giratoria.

Para no estirar el debate y generar más expectativas de las que ya existen sobre el tema, Piñera decidió no tomarse mucho tiempo y anun­ciará una propuesta que recoge parte de lo sugerido por la Iglesia pero sin dejar de lado su convicción política de luchar contra el delito. Por lo mismo, es probable que para zafar sin de­cir que no, el Jefe de Estado concentre parte de sus anuncios en mejorar la situación carcelaria de los reos. Salvo excepciones, la mayoría de la población penal chilena vive en condiciones de hacinamiento y que limitan con lo infrahumano. Es posible también que en su proposición ponga el énfasis en programas que favorezcan otros aspectos como trabajo remunerado, acceso al deporte, la educación y que se mejoren los programas de rehabilitación y reinserción social.

Propuestas en esa dirección no sólo le permitirían al Presidente derivar un debate que lo incomoda en aspectos distintos al mero indulto si­no que poner el acento don­de, creo, correspon­de dis­cutir. Concentrar energías en la recuperación social del reo y no en rebaja de condenas o beneficios alternativos aparece como un buen salvavidas político y un mejor proyecto de futuro en materia penal. Podemos beneficiar a unos pocos hoy pero no corregir el problema de fondo. Mirar bien a quiénes estamos encerrando, dónde y cómo es algo que deberíamos hacer con más detalle. Deberíamos saber con quiénes se les enreja para evitar que aprendan de otros delincuentes. Sobran casos de presos que en la cárcel guardan rencor porque no se le permitió una reinserción paulatina o porque, por ejemplo, se les negó la posibilidad de estudiar. ¿Cuánto hace el Estado para facilitarle a ese mismo reo las herramientas para que cuando quede en libertad sea un ciudadano reinsertado? ¿Es mejor que los contribuyentes paguemos para mantener en la cárcel a un preso cuya única oportunidad al salir seguramente sea vivir dentro del círculo de la delincuencia porque nadie le dio oportunidades? ¿O es más conveniente para la sociedad que ese recluso pueda acceder a beneficios dentro de la mis­ma cárcel y que una vez cum­plida la condena se haya recuperado como útil para la población?

Mejoremos sus condiciones cuando vivan privados de libertad. Modernicemos de verdad el sistema penitenciario. Busquemos reinsertarlos cuando salgan y no despreciarlos. Ahí está la verdadera misericordia y compasión. El resto rasca don­de no pica. Indultar puede ser compasivo. Hu­manitario se­ría otorgar la posibilidad de reinserción en lugar de dar al condenado por perdido.

Columna escrita para diario Publimetro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s