¿Dónde está Elisa?

Conocemos de sobra las campañas contra el tabaco. Sus advertencias están en cajetillas, bares, restoranes y estaciones de servicio. Son directas, no dudan en mostrar a un anciano agonizando o a un recién nacido sufriendo por conseguir una bocanada de aire. Hemos progresado en las campañas contra el consumo de drogas. Se está haciendo lo mismo para prevenir el cáncer de mama y también para disminuir el consumo de sal pero, ¿por qué Chile no tiene campañas permanentes cuando se trata del contagio de VIH? ¿A qué le tenemos miedo? Ambas preguntas tienen dos tipos de respuesta. Vamos primero con las formales para luego meternos en el asunto de fondo. (Seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s